El 5 de octubre de 1973 nació el convenio europeo de patentes, por el que 16 Estados europeos fundaron la Organización de Patentes Europea. Ya en 1977 fue posible entregar solicitudes de patentes Europeas, los cuales fueron validas en los Estados miembros de la Organización de Patentes Europea. El 20 de diciembre de 1978 (hace exactamente 40 años) se publicó el primer folleto de la solicitud de la patente EP 0000001. Desde la entrada en vigor del convenio de patentes europeo el número de los Estados miembros ha aumentado de 16 a 38. Hoy es incluso posible validar una patente europea en algunos países africanos y en un país asiático, y así conseguir protección de patentes en estos países no europeos. El atractivo de una patente europea es muy grande, a pesar de los costes de traducción que son cada vez más altos. En 1988 se concedió la patente número 100.000 y en 1991 la 200.000. Por último solamente en el año 2017 se concedieron más de 100.000 patentes europeas. Cabe desear que el que se espera próximo patente europea con efecto unitario disfrute de una popularidad similar.