En Alemania se busca protección de la propiedad intelectual por poco precio en uno de los mercados más grandes de Europa. En la Oficina de Patentes Alemana se presentan anualmente unas 60.000 solicitudes.