Con el Convenio sobre la Patente Europea se puede obtener la protección de patentes en más de 30 estados europeos con solo tramitar una solicitud en la Oficina Europea de Patentes. Igualmente se puede conseguir la protección de patentes en algunos estados no miembros de la Unión Europea.