Desde 1891 existen las bases jurídicas para la protección de modelos de utilidad.

Un modelo de utilidad es a menudo conocido como “pequeña patente”. En contraste con las patentes, la Oficina de Patentes y Marcas de Alemania (DMPA) no realiza examen sobre el estado de la técnica. Por esta razón la concesión de modelos de utilidad con respecto a las patentes es muchas veces más rápido. Esto ofrece naturalmente unas ventajas y desventajas que nosotros estamos dispuestos a presentarle.